Las comidas más fraudulentas: seguimos nuestra campaña

No te dejes estafar

Las comidas más fraudulentas: seguimos nuestra campaña

Casi todos los días consumimos comidas que contienen ingredientes que no deberían estar allí. Lo hacemos sin darnos cuenta porque los ingredientes impostores son muy difíciles (o incluso imposibles) de detectar por parte del consumidor, que en este caso eres tú. Ése es el verdadero desafío para los expertos y las agencias que detectan el fraude en los alimentos: los consumidores a menudo no notan un problema con la calidad y los contaminantes son poco convencionales. Estos contaminantes a menudo no se encuentran en los productos alimenticios así que gran parte de los adulterantes no son notados. Y a pesar de que a menudo los adulterantes no son peligrosos, sí pueden llegar a serlos a largo plazo, como las comidas para perros envueltas en melanina que comenzaron a matar perros.

Antes mencionamos que el aceite de oliva, la leche y la miel sufren de este tipo de cambios, pero aquí tenemos más:

Azafrán

El azafrán es la especia más costosa del mundo, así que el hecho de que forme parte de esta lista no debería ser una sorpresa muy grande. Lo que sí es una sorpresa es las cosas con las que a veces se lo mezcla. Dentro de esas botellitas de tamaño miniatura y precio astronómico de azafrán, los científicos han encontrado glicerina, polvo de sándalo, tartrazina (una tintura amarilla unida a la hiperactividad en niños y a la enfermedad de lupus), sulfato de bario (un fluido utilizado principalmente en la excavación de petróleo) y bórax.

Jugo de naranja

El jugo de naranja no es ningún extraño a los adulterantes repulsivos como los funguicidas ilegales, y ahora, aquí tienes algunas nuevas razones para no confiar en nada que no hayas sacado tú mismo de la fruta: se ha encontrado en diferentes jugos de naranja que contenían ingredientes que no figuraban en la lista como jugo de limón, de mandarina, de pomelo, jarabe de maíz de alta fructosa, extracto de páprika y azúcar de remolacha.

Café

Nada es mejor para empezar las mañanas como una taza recién preparada de… ¿ramas? Lo creas o no, los investigadores han encontrado ramitas en el café, junto con maíz tostado, malta e incluso cebada tostada. Los adulterantes en el café instantáneo son realmente muy poco notorios; que incluyen achicoria, cereales, caramelo, almidón, malta e higos.

Acerca del Autor

Llevo muchos años navegando por Internet, informándome y no dejándome de sorprender con cada avance tecnológico que descubro.
Como periodista, he desarrollado una vasta carrera a través de blogs y periódicos digitales. Gracias a este blog, ahora puedo unir mis dos pasiones, el periodismo y la cocina...

Aún no hay compentarios sobre Las comidas más fraudulentas: seguimos nuestra campaña

    Queremos saber tu opinión, deja el primer comentario para este artículo

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con (*)